Tag Archives: investigación

Las personas que siguen una dieta mediterránea con aceite de oliva virgen extra pierden peso frente a aquellas que toman otras bajas en grasas

15 Oct

– Los expertos recomiendan una ingesta diaria de unos 40 mililitros (37 gramos) de aceite de oliva al día para conseguir todos los efectos beneficiosos de este alimento

Los investigadores que trabajan en el Estudio PREDIMED (Efectos de la dieta mediterránea en la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular) han constatado en su investigación que el aceite de oliva virgen extra favorece una mayor pérdida de peso que otras dietas bajas en grasa, según ha informado la Interprofesional del Aceite de Oliva en nota de prensa.

Según el comunicado, los aceites de oliva, como el resto de aceites, generan un aporte de 9 calorías por cada gramo ingerido. Hasta ahí nada diferencia los aceites de oliva de otros.

Pero todos sabemos que no es un aceite más. La propia Unión Europea ha reconocido que el consumo de ácido oleico, la vitamina E y los polifenoles que contienen los aceites de oliva tienen efectos beneficiosos para la salud (Reglamento 432/2012 de 16 de mayo sobre declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos distintas a la reducción del riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños). Es más, en lo tocante a polifenoles (“contribuyen a la protección de los lípidos de la sangre frente al daño oxidativo”) la norma establece un consumo recomendado para poder hablar de efecto beneficioso de 20 gramos de aquellos aceites de oliva vírgenes que contengan un mínimo de 5 miligramos de antioxidantes en esa proporción de aceite.

Habrá quien se sienta tentado a pensar que a mayor consumo, mayores serán también los beneficios para nuestra salud. La ciencia nos dice que eso es una verdad sólo a medias. Tan desaconsejable es una dieta sin aceites como otra en la que su consumo sea excesivo.

Como todo en la vida, es una cuestión de equilibrio. Aceites de oliva, por supuesto, pero nunca en exceso. ¿Qué cantidad es la razonable? La ciencia nos echa una mano en este asunto. Más en concreto los investigadores que trabajan en el estudio PREDIMED. Durante años, miles de participantes en este estudio tomaron una dieta mediterránea controlada suplementada con aceites de oliva virgen extra, “aconsejábamos a esas personas que tomaran unos 50 mililitros al día, unas 5 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra al día. Aunque, con el tiempo, hemos comprobado que tomaban unos 40 mililitros al día (unos 37 gramos)”, nos confirma Ramón Estruch, coordinador del estudio.

Con el tiempo se ha podido comprobar que esas personas “tienen menos riesgo de padecer diabetes; su presión arterial es más baja; presentan menos cuadros de presión y, sobre todo, tienen menos riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular”.

Además, el estudio ha podido constatar otra evidencia: “Por lo que hemos visto hasta ahora, las personas que han hecho una dieta mediterránea con aceites de oliva virgen extra, a pesar de tomar más calorías que la gente del grupo de control (con una dieta pobre en grasas) no han engordado. Al contrario hemos verificado una tendencia a bajar el peso y el perímetro de la cintura. Por lo tanto no hay miedo a añadir aceites de oliva en la dieta porque sea una grasa”.

El CSIC desarrolla una cápsula basada en alimentos saludables que reduce el riesgo cardiovascular en un 57 %

17 Abr

Imagen

Investigadores españoles han desarrollado un compuesto con derivados de los productos estrella de la dieta mediterránea para paliar los riesgos cardiovasculares. Los resultados han sido excelentes, ya que la cápsula es capaz de reducir en un 57 % hasta 11 biomarcadores asociados a una mayor probabilidad de sufrir una enfermedad cardiovascular en pacientes con tratamiento. Según el presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, el nuevo producto, denominado Stilvid Cardio, contribuye a la prevención de las enfermedades cardiovasculares y complementa a los tratamientos ya existentes.

Stilvid Cardio está formado por un extracto integral de uva con un alto contenido en polifenoles. También contiene sustancias con propiedades antioxidantes y cardioprotectoras, como las procianidas; el hidroxitirosol; un fenólico presente en el aceite de oliva virgen extra, que contribuye a disminuir el daño oxidativo de los lípidos en sangre; y tiamina, vitamina B1, presente en las carnes, verduras y legumbres.

Sus efectos son muy beneficiosos para la salud. Consigue que, en pacientes que han sufrido problemas cardiacos, aumente en un 23 % los niveles de adiponectina, sustancia antiinflamatoria protectora relacionada con un menor riesgo cardiovascular. Asimismo, reduce la cantidad de PAI-1 en un 57 % y el perfil aterogénico en sangre en un 13,4 %.

La nueva pastilla no está considerada como un medicamento sino como un complemento alimenticio que debe ingerirse con periodicidad diaria. Así, Stilvid Cardio supone un avance para combatir las enfermedades cardiovasculares, que según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), son la primera causa de muerte en el mundo. Se calcula que 25 millones de personas morirán en 2030 por este problema. En España, según datos del Instituto Nacional del Estadística de 2009, tres de cada diez fallecimientos se deben a patologías cardiovasculares y es también la primera causa de mortalidad.

Investigadores del CSIC han desarrollado una técnica molecular para detectar fraudes en el aceite de oliva

4 Abr

Un grupo de investigadores de la Estación Experimental del Zaidín (EEZ), perteneciente a la Agencia Estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha desarrollado una técnica molecular que permite saber si una muestra de aceite de oliva procede del prensado de la aceituna de la variedad indicada o si ha sido mezclado con otros aceites no declarados, como publica Europa Press.

Una buena noticia para el sector del aceite de oliva, que ha registrado fraudes en los últimos años. Según los expertos, el fraude aparece con cierta frecuencia pese a los controles realizados por las autoridades sanitarias. Éste consiste en mezclas de diferentes aceites de baja calidad como si se tratase de aceite de oliva. También es habitual que en el etiquetado se haga referencia a orígenes varietales o geográficos que no se corresponden con el del aceite envasado.

Mediante la nueva técnica molecular, además de detectar mezclas fraudulentas, se puede obtener información sobre el origen geográfico del aceite. En sentido técnico, se realiza una caracterización de origen varietal del aceite de oliva basada en el uso de marcadores de ADN de tipo microsatélite (SSR, Simple Sequence Repeats) amplificados por PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa). Optimizado el proceso de extracción de ADN, se aplica el método SSR para detectar posibles vestigios de amplificación de ADN de especies diferentes de olivo (como puede ser la avellana, muy utilizada en los fraudes), ya que existen marcadores SSR exclusivamente diseñados para la mayoría de las especies cultivadas.

De forma simultánea, se utilizan marcadores SSR de olivo seleccionados para su gran capacidad discriminante, su fácil interpretación y su reproducibilidad para su uso en la caracterización del aceite de oliva.

El grupo de investigación ha establecido una base de datos con más de 90 variedades de olivo procedente en mayor medida de España, Túnez y Portugal, y también otras variedades muy extendidas en Italia, Grecia, Francia, Marruecos y Líbano.

De esta manera, se pretende combatir el fraude en los aceites de oliva. Aunque normalmente no conllevan riesgos para la salud, representan un claro perjuicio económico y un engaño para el consumidor.

Investigadores españoles estudian el aceite de oliva virgen extra como preventivo del lupus eritematoso

25 Mar

timthumbUn grupo de expertos del departamento de Farmacología de la Universidad de Sevilla está investigando las propiedades del aceite de oliva virgen extra para prevenir enfermedades como el lupus eritematoso sistémico, según publica la plataforma Sinc, especializada en noticias científicas. El lupus eritematoso es una enfermedad autoinmune, inflamatoria crónica, que puede afectar a múltiples órganos y sistemas, carente de un tratamiento curativo.

Catalina Alarcón Lastra de Romero, miembro del grupo de investigación y catedrática de Farmacología de la Facultad de Farmacia, asegura que la patología se engloba dentro de las enfermedades raras y requiere de un tratamiento farmacológico y terapéutico complejo que se podría ver favorecido por el consumo de aceite de oliva virgen extra. Por los resultados obtenidos hasta el momento, los investigadores definen el aceite de oliva virgen extra como un componente de la dieta capaz de ejercer un efecto antioxidante, antiinflamatorio e inmunomodulador, que adquiere gran importancia en la nutrición clínica.

El equipo de expertos está llevando a cabo la investigación mediante ensayos ‘in vivo’ con animales de experimentación e ‘in vitro’ con algunos componentes del aceite de oliva virgen extra en células humanas de enfermos del lupus. Para su desarrollo, cuenta con la colaboración del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla.