Tag Archives: fraude

Nuevas técnicas de espectroscopía permiten analizar la calidad del aceite

8 Ene

Un alumno de la Universidad de Valladolid ha desarrollado un sistema que permite medir, de forma rápida y económica, las categorías del aceite de oliva. Se trata de un método multianálisis de espectrofluometría láser que el estudiante Alberto Benito Rubio ha diseñado como parte de su Proyecto Final del Máster en Física y Tecnología de los Láseres. El trabajo ha sido tutorizado por los profesores Juan García Serna y Enrique Barrado.

Mediante el citado sistema, además de diferenciar las categorías del aceite de oliva, se puede certificar el origen del aceite, detectar fraudes y controlar la calidad del producto en los procesos de producción y almacenado, estimando la fotodegradación en el envase y la degradación térmica. También posibilita la detección de hidrocarburos aromáticos policíclicos tóxicos y permite la realización de análisis de turbidez en el aceite. Finalmente, permite hacer un análisis colorimétrico del aceite de utilidad en el proceso de refinado y la recolección óptima de la materia prima, todo ello con un control simultáneo de la temperatura.

Según Alberto Benito Rubio, en el apartado tecnológico, este sistema multianálisis “utiliza varios equipos optoelectrónicos y aplica las técnicas más avanzadas de química analítica”. Entre los sistemas de detección que incorporan estos equipos “destaca el espectrofluorímetro láser, el fluorímetro láser de filtro aromatizado, el inferómetro, un espectrofotómetro y una doble sonda de control de temperatura”.

En opinión del alumno, el equipo tiene “un nicho económico importante” dado que los equipos de análisis y control de aceites que se utilizan actualmente “tienen un coste 100 veces superior al precio de estos equipos” de forma que “no cuenta con competidores directos” y su comercialización puede ser “de gran interés”.

Más información aquí.

El aceite de oliva, el alimento con mayor riesgo de fraude

23 Oct

La Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo ha publicado un informe con los 10 alimentos que presentan mayor riesgo de fraude en Europa. La lista está encabezada por el aceite de oliva. Le siguen el pescado, los alimentos ecológicos, la leche, el grano, la miel, el jarabe de arce, el café y el té, las especias, el vino y los jugos de frutas.

Se trata de alimentos que se pueden mezclar fácilmente con productos difíciles de detectar. El riesgo de fraude se acentúa con factores como la crisis económica, la falta de armonización europea, la falta de cooperación en las investigaciones transfronterizas con Europol (Oficina Europea de Policía), las bajas sanciones económicas de los fraudes y las diferencias existentes de estas sanciones dependiendo del país. Según el informe, el riesgo aumenta en función de los beneficios que pueda generar el fraude.

Como propuestas resolutivas, el informe propone una mejor definición de lo que constituye un fraude alimentario, una medida fundamental para actuar de forma eficaz en el ámbito nacional e internacional. Además, es necesario mejorar la función de la Oficina Alimentaria y Veterinaria (FVO) para detectar los casos de fraudes dotándola de mejores recursos. La FVO es responsable de garantizar el cumplimiento de la legislación comunitaria en materia de seguridad alimentaria, salud, sanidad y bienestar animal.

En el caso de la Europol, se solicitan los cambios oportunos que favorezcan y faciliten la cooperación de los estados miembros en la realización de investigaciones transfronterizas. A los organismos competentes, tanto públicos como privados, se les invita a realizar un mayor esfuerzo a la hora de controlar el etiquetado y la trazabilidad de los alimentos.

Más controles de calidad, un etiquetado más claro y el fin de las aceiteras rellenables para el sector del aceite de oliva

16 May

La Comisión Europea pretende llevar a cabo un plan de medidas contra el fraude en el sector del aceite de oliva durante 2014. Éste incluye controles de calidad más estrictos, un etiquetado más claro para el consumidor y el fin de las aceiteras rellenables en bares y restaurantes.

Según publica Europa Press, la Comisión cuenta con el apoyo de 15 países, entre los que se encuentran España, Italia, Grecia y Portugal, los mayores productores del aceite de oliva de la UE. De esta manera, se pretende apoyar al sector oleícola e impulsar su competitividad así como proteger la imagen del aceite de oliva europeo, que está ligada al respeto por la calidad.

El reglamento que el Ejecutivo comunitario quiere aplicar desde el 1 de enero de 2014 servirá para proteger e informar mejor al consumidor, ya que obliga a que el etiquetado del aceite indique de manera “más visible y legible” la denominación del producto y su origen. Además, en lo que respecta al sector hostelero, se establece una disposición especial para que el aceite de oliva se presente embotellado con un sistema de protección que impida que el envase pueda ser reutilizado con otro aceite distinto al etiquetado, de menor calidad que el original.

Para sacar adelante las medidas, la Comisión Europea ya cuenta con el apoyo de la mayoría de sus miembros. Asimismo, ha superado el trámite de consulta a la Organización Mundial del Comercio (OMC). Cuando la Comisión formalice la adopción de medidas, éstas serán publicadas en el Diario Oficial de la UE, probablemente a mediados del próximo mes, para entrar en vigor el 1 de enero de 2014.

Investigadores del CSIC han desarrollado una técnica molecular para detectar fraudes en el aceite de oliva

4 Abr

Un grupo de investigadores de la Estación Experimental del Zaidín (EEZ), perteneciente a la Agencia Estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha desarrollado una técnica molecular que permite saber si una muestra de aceite de oliva procede del prensado de la aceituna de la variedad indicada o si ha sido mezclado con otros aceites no declarados, como publica Europa Press.

Una buena noticia para el sector del aceite de oliva, que ha registrado fraudes en los últimos años. Según los expertos, el fraude aparece con cierta frecuencia pese a los controles realizados por las autoridades sanitarias. Éste consiste en mezclas de diferentes aceites de baja calidad como si se tratase de aceite de oliva. También es habitual que en el etiquetado se haga referencia a orígenes varietales o geográficos que no se corresponden con el del aceite envasado.

Mediante la nueva técnica molecular, además de detectar mezclas fraudulentas, se puede obtener información sobre el origen geográfico del aceite. En sentido técnico, se realiza una caracterización de origen varietal del aceite de oliva basada en el uso de marcadores de ADN de tipo microsatélite (SSR, Simple Sequence Repeats) amplificados por PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa). Optimizado el proceso de extracción de ADN, se aplica el método SSR para detectar posibles vestigios de amplificación de ADN de especies diferentes de olivo (como puede ser la avellana, muy utilizada en los fraudes), ya que existen marcadores SSR exclusivamente diseñados para la mayoría de las especies cultivadas.

De forma simultánea, se utilizan marcadores SSR de olivo seleccionados para su gran capacidad discriminante, su fácil interpretación y su reproducibilidad para su uso en la caracterización del aceite de oliva.

El grupo de investigación ha establecido una base de datos con más de 90 variedades de olivo procedente en mayor medida de España, Túnez y Portugal, y también otras variedades muy extendidas en Italia, Grecia, Francia, Marruecos y Líbano.

De esta manera, se pretende combatir el fraude en los aceites de oliva. Aunque normalmente no conllevan riesgos para la salud, representan un claro perjuicio económico y un engaño para el consumidor.