Tag Archives: enfermedades cardiovasculares

El CSIC desarrolla una cápsula basada en alimentos saludables que reduce el riesgo cardiovascular en un 57 %

17 Abr

Imagen

Investigadores españoles han desarrollado un compuesto con derivados de los productos estrella de la dieta mediterránea para paliar los riesgos cardiovasculares. Los resultados han sido excelentes, ya que la cápsula es capaz de reducir en un 57 % hasta 11 biomarcadores asociados a una mayor probabilidad de sufrir una enfermedad cardiovascular en pacientes con tratamiento. Según el presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, el nuevo producto, denominado Stilvid Cardio, contribuye a la prevención de las enfermedades cardiovasculares y complementa a los tratamientos ya existentes.

Stilvid Cardio está formado por un extracto integral de uva con un alto contenido en polifenoles. También contiene sustancias con propiedades antioxidantes y cardioprotectoras, como las procianidas; el hidroxitirosol; un fenólico presente en el aceite de oliva virgen extra, que contribuye a disminuir el daño oxidativo de los lípidos en sangre; y tiamina, vitamina B1, presente en las carnes, verduras y legumbres.

Sus efectos son muy beneficiosos para la salud. Consigue que, en pacientes que han sufrido problemas cardiacos, aumente en un 23 % los niveles de adiponectina, sustancia antiinflamatoria protectora relacionada con un menor riesgo cardiovascular. Asimismo, reduce la cantidad de PAI-1 en un 57 % y el perfil aterogénico en sangre en un 13,4 %.

La nueva pastilla no está considerada como un medicamento sino como un complemento alimenticio que debe ingerirse con periodicidad diaria. Así, Stilvid Cardio supone un avance para combatir las enfermedades cardiovasculares, que según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), son la primera causa de muerte en el mundo. Se calcula que 25 millones de personas morirán en 2030 por este problema. En España, según datos del Instituto Nacional del Estadística de 2009, tres de cada diez fallecimientos se deben a patologías cardiovasculares y es también la primera causa de mortalidad.

El aceite de oliva y los frutos secos reducen en un 30 por ciento el riesgo de ictus e infartos

28 Feb

Bien conocidas son las bondades del aceite de oliva como uno de los estandartes de la dieta mediterránea. Numerosas investigaciones evidencian desde hace años sus múltiples beneficios para la salud. El aval definitivo ha llegado con un estudio realizado por 17 grupos de investigación del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), que concluye la propiedad preventiva del aceite de oliva y los frutos secos de enfermedades cardiovasculares.

Según sus datos, publicados en la revista The New England Journal of Medicine, la dieta mediterránea, acompañada de aceite de oliva virgen extra o frutos secos, reduce la incidencia de problemas graves cardiovasculares, como los ictus o los infartos, en un 30 por ciento. La conclusión es el resultado de un seguimiento realizado durante 5 años a 7.500 personas de distintas regiones de España sin problemas cardiovasculares pero con probabilidades de padecerlos.

Para el desarrollo de la investigación, los participantes fueron clasificados de forma aleatoria en tres grupos: el primero seguía una dieta mediterránea suplementada con 50 mililitros de aceite de oliva virgen extra diarios; el segundo añadía a la misma dieta 30 gramos al día de frutos secos; y el tercero reducía la ingesta de grasas en su alimentación habitual.

Tras la finalización del estudio, se comprobó que los miembros de los dos primeros grupos, que seguían el patrón de dieta mediterránea, habían aumentado el consumo de pescado y legumbres. En ambos casos, también era habitual el consumo de aceite de oliva y frutos secos. Al analizar su estado de salud, se comprobó que la incidencia de problemas graves, como ictus o infartos, era menor entre las personas que habían seguido una dieta mediterránea rica en aceite de oliva virgen extra y frutos secos que entre los que únicamente habían controlado el consumo de grasas.

El estudio muestra la capacidad del aceite de oliva para reducir el riesgo cardiovascular dentro de una dieta sana y equilibrada como la mediterránea.