Tag Archives: aceite de oliva

El aceite de oliva, el alimento con mayor riesgo de fraude

23 Oct

La Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo ha publicado un informe con los 10 alimentos que presentan mayor riesgo de fraude en Europa. La lista está encabezada por el aceite de oliva. Le siguen el pescado, los alimentos ecológicos, la leche, el grano, la miel, el jarabe de arce, el café y el té, las especias, el vino y los jugos de frutas.

Se trata de alimentos que se pueden mezclar fácilmente con productos difíciles de detectar. El riesgo de fraude se acentúa con factores como la crisis económica, la falta de armonización europea, la falta de cooperación en las investigaciones transfronterizas con Europol (Oficina Europea de Policía), las bajas sanciones económicas de los fraudes y las diferencias existentes de estas sanciones dependiendo del país. Según el informe, el riesgo aumenta en función de los beneficios que pueda generar el fraude.

Como propuestas resolutivas, el informe propone una mejor definición de lo que constituye un fraude alimentario, una medida fundamental para actuar de forma eficaz en el ámbito nacional e internacional. Además, es necesario mejorar la función de la Oficina Alimentaria y Veterinaria (FVO) para detectar los casos de fraudes dotándola de mejores recursos. La FVO es responsable de garantizar el cumplimiento de la legislación comunitaria en materia de seguridad alimentaria, salud, sanidad y bienestar animal.

En el caso de la Europol, se solicitan los cambios oportunos que favorezcan y faciliten la cooperación de los estados miembros en la realización de investigaciones transfronterizas. A los organismos competentes, tanto públicos como privados, se les invita a realizar un mayor esfuerzo a la hora de controlar el etiquetado y la trazabilidad de los alimentos.

Íñigo Nagore aboga por un precinto para que los envases del aceite de oliva no se puedan reutilizar en hostelería y restauración

15 Oct

El Consejero de Agricultura del Gobierno de La Rioja, Íñigo Nagore, ha defendido que los envases del aceite de oliva que se utilizan en hostelería y restauración cuenten con un sistema de apertura que pierda su integridad tras su primera utilización para evitar el uso de envases rellenables. Así ha informado Agencia EFE y ha publicado finanzas.com.

Nagore ha realizado estas afirmaciones en la Comisión de Agricultura del Parlamento de La Rioja. Además, ha asegurado que se trata de una cuestión que el Ministerio de Agricultura está intentando regular en un Real Decreto. El Gobierno central comenzó a tramitar la nueva normativa cuando el comisario de Agricultura de la UE, Dacián Ciolos, aplazó la propuesta de un comité de gestión de materias grasas que planteó la necesidad de que la UE aprobara una norma para evitar envases rellenables en el aceite de oliva en hostelería y restauración. El motivo del aplazamiento, la reticencia ante la propuesta de países como Reino Unido y Alemania.

Para Nagore, un correcto etiquetado confiere al producto una garantía de calidad ante el consumidor. El sector productor de Aceite de La Rioja está de acuerdo. Desde el ámbito de la hostelería, todavía no se han pronunciado. No obstante, el consejero de Agricultura considera que la medida no le va a perjudicar porque el Aceite de La Rioja es un producto de “muy alta calidad” que está orientado a una hostelería de “rango alto”.

En cualquier caso, Nagore ha asegurado que el Gobierno de La Rioja está abierto a toda sugerencia de ambos sectores para plantearla en el Ministerio en la elaboración del nuevo Real Decreto.

El Gobierno riojano es partidario de este tipo de sellado en los envases al considerar que puede beneficiar al sector oleícola y también al consumidor, ya que contribuye a evitar que se comercialicen productos fraudulentos e, incluso, puede frenar la competencia desleal al marcas de prestigio.

Además, con esta medida, el sector hostelero puede convertirse en prescriptor ante el consumidor de una cultura de la calidad cada vez “más asentada”.

Las personas que siguen una dieta mediterránea con aceite de oliva virgen extra pierden peso frente a aquellas que toman otras bajas en grasas

15 Oct

– Los expertos recomiendan una ingesta diaria de unos 40 mililitros (37 gramos) de aceite de oliva al día para conseguir todos los efectos beneficiosos de este alimento

Los investigadores que trabajan en el Estudio PREDIMED (Efectos de la dieta mediterránea en la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular) han constatado en su investigación que el aceite de oliva virgen extra favorece una mayor pérdida de peso que otras dietas bajas en grasa, según ha informado la Interprofesional del Aceite de Oliva en nota de prensa.

Según el comunicado, los aceites de oliva, como el resto de aceites, generan un aporte de 9 calorías por cada gramo ingerido. Hasta ahí nada diferencia los aceites de oliva de otros.

Pero todos sabemos que no es un aceite más. La propia Unión Europea ha reconocido que el consumo de ácido oleico, la vitamina E y los polifenoles que contienen los aceites de oliva tienen efectos beneficiosos para la salud (Reglamento 432/2012 de 16 de mayo sobre declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos distintas a la reducción del riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños). Es más, en lo tocante a polifenoles (“contribuyen a la protección de los lípidos de la sangre frente al daño oxidativo”) la norma establece un consumo recomendado para poder hablar de efecto beneficioso de 20 gramos de aquellos aceites de oliva vírgenes que contengan un mínimo de 5 miligramos de antioxidantes en esa proporción de aceite.

Habrá quien se sienta tentado a pensar que a mayor consumo, mayores serán también los beneficios para nuestra salud. La ciencia nos dice que eso es una verdad sólo a medias. Tan desaconsejable es una dieta sin aceites como otra en la que su consumo sea excesivo.

Como todo en la vida, es una cuestión de equilibrio. Aceites de oliva, por supuesto, pero nunca en exceso. ¿Qué cantidad es la razonable? La ciencia nos echa una mano en este asunto. Más en concreto los investigadores que trabajan en el estudio PREDIMED. Durante años, miles de participantes en este estudio tomaron una dieta mediterránea controlada suplementada con aceites de oliva virgen extra, “aconsejábamos a esas personas que tomaran unos 50 mililitros al día, unas 5 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra al día. Aunque, con el tiempo, hemos comprobado que tomaban unos 40 mililitros al día (unos 37 gramos)”, nos confirma Ramón Estruch, coordinador del estudio.

Con el tiempo se ha podido comprobar que esas personas “tienen menos riesgo de padecer diabetes; su presión arterial es más baja; presentan menos cuadros de presión y, sobre todo, tienen menos riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular”.

Además, el estudio ha podido constatar otra evidencia: “Por lo que hemos visto hasta ahora, las personas que han hecho una dieta mediterránea con aceites de oliva virgen extra, a pesar de tomar más calorías que la gente del grupo de control (con una dieta pobre en grasas) no han engordado. Al contrario hemos verificado una tendencia a bajar el peso y el perímetro de la cintura. Por lo tanto no hay miedo a añadir aceites de oliva en la dieta porque sea una grasa”.

Un aceite de oliva que cueste menos de 4€ no puede ser virgen extra

3 Jul

El experto en aceite de oliva Juan Antonio Morillo Ruiz ha asegurado que un aceite de oliva que cueste menos de 4€ no puede ser virgen extra. Así lo ha afirmado en el curso de verano ‘La cata del aceite de oliva virgen. Cultura y maridaje’ de la Universidad Pablo de Olavide en Carmona, según publica la sitio web de la citada Universidad.

“Si recolectas un fruto y lo exprimes adecuadamente, normalmente obtendrás un buen zumo. Y eso es virgen extra. Pero cuando se empieza a ahorrar costes, que es lo que se suele hacer en las grandes superficies porque hay una guerra de precios brutal, utilizan el aceite de oliva como gancho para que la gente acabe comprando otros productos. Sin embargo, el resultado es que el aceite no es virgen extra, aunque lo ponga en la etiqueta. Porque duros a pesetas es imposible”, asegura el experto.

Se trata de uno de los grandes problemas que tiene que afrontar el sector del aceite de oliva, ya que supone la desvalorización del virgen extra. Dada la situación económica actual y el desconocimiento generalizado del consumidor para distinguir las diferentes calidades de los aceites, queda un largo camino por recorrer para evitar que se comercialice como virgen extra un aceite que no lo es.

Para que el consumidor sepa si está comprando un buen aceite, Juan Antonio Morillo Ruiz recomienda seguir la lógica y no adquirir un producto por debajo de 4 €. Producir un alimento de calidad tiene unos costes que no se pueden reducir.

Otro indicador de la calidad el aceite son sus cualidades. “Si los olores que nos ofrece ese aceite nos recuerda a alguna fruta, verdura, hierba o algo fresco, estamos ante un aceite de oliva virgen extra. Pero si nos recuerda a alguna fruta muy pasada, a tierra, humedad, suelo o incluso a vinagre, es que la aceituna no está buena”.

Más controles de calidad, un etiquetado más claro y el fin de las aceiteras rellenables para el sector del aceite de oliva

16 May

La Comisión Europea pretende llevar a cabo un plan de medidas contra el fraude en el sector del aceite de oliva durante 2014. Éste incluye controles de calidad más estrictos, un etiquetado más claro para el consumidor y el fin de las aceiteras rellenables en bares y restaurantes.

Según publica Europa Press, la Comisión cuenta con el apoyo de 15 países, entre los que se encuentran España, Italia, Grecia y Portugal, los mayores productores del aceite de oliva de la UE. De esta manera, se pretende apoyar al sector oleícola e impulsar su competitividad así como proteger la imagen del aceite de oliva europeo, que está ligada al respeto por la calidad.

El reglamento que el Ejecutivo comunitario quiere aplicar desde el 1 de enero de 2014 servirá para proteger e informar mejor al consumidor, ya que obliga a que el etiquetado del aceite indique de manera “más visible y legible” la denominación del producto y su origen. Además, en lo que respecta al sector hostelero, se establece una disposición especial para que el aceite de oliva se presente embotellado con un sistema de protección que impida que el envase pueda ser reutilizado con otro aceite distinto al etiquetado, de menor calidad que el original.

Para sacar adelante las medidas, la Comisión Europea ya cuenta con el apoyo de la mayoría de sus miembros. Asimismo, ha superado el trámite de consulta a la Organización Mundial del Comercio (OMC). Cuando la Comisión formalice la adopción de medidas, éstas serán publicadas en el Diario Oficial de la UE, probablemente a mediados del próximo mes, para entrar en vigor el 1 de enero de 2014.

Investigadores del CSIC han desarrollado una técnica molecular para detectar fraudes en el aceite de oliva

4 Abr

Un grupo de investigadores de la Estación Experimental del Zaidín (EEZ), perteneciente a la Agencia Estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha desarrollado una técnica molecular que permite saber si una muestra de aceite de oliva procede del prensado de la aceituna de la variedad indicada o si ha sido mezclado con otros aceites no declarados, como publica Europa Press.

Una buena noticia para el sector del aceite de oliva, que ha registrado fraudes en los últimos años. Según los expertos, el fraude aparece con cierta frecuencia pese a los controles realizados por las autoridades sanitarias. Éste consiste en mezclas de diferentes aceites de baja calidad como si se tratase de aceite de oliva. También es habitual que en el etiquetado se haga referencia a orígenes varietales o geográficos que no se corresponden con el del aceite envasado.

Mediante la nueva técnica molecular, además de detectar mezclas fraudulentas, se puede obtener información sobre el origen geográfico del aceite. En sentido técnico, se realiza una caracterización de origen varietal del aceite de oliva basada en el uso de marcadores de ADN de tipo microsatélite (SSR, Simple Sequence Repeats) amplificados por PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa). Optimizado el proceso de extracción de ADN, se aplica el método SSR para detectar posibles vestigios de amplificación de ADN de especies diferentes de olivo (como puede ser la avellana, muy utilizada en los fraudes), ya que existen marcadores SSR exclusivamente diseñados para la mayoría de las especies cultivadas.

De forma simultánea, se utilizan marcadores SSR de olivo seleccionados para su gran capacidad discriminante, su fácil interpretación y su reproducibilidad para su uso en la caracterización del aceite de oliva.

El grupo de investigación ha establecido una base de datos con más de 90 variedades de olivo procedente en mayor medida de España, Túnez y Portugal, y también otras variedades muy extendidas en Italia, Grecia, Francia, Marruecos y Líbano.

De esta manera, se pretende combatir el fraude en los aceites de oliva. Aunque normalmente no conllevan riesgos para la salud, representan un claro perjuicio económico y un engaño para el consumidor.

La reducción de la última cosecha puede provocar una importante subida de los precios

14 Mar

30- ELABORACIONLa producción española de aceite de oliva durante los cuatro primeros meses de la campaña (de octubre a enero) ha sido un 62 % inferior a la del año anterior, según ha publicado el Comité Oleícola Internacional (COI) en su boletín de febrero. Dado que España es el primer productor mundial de aceite de oliva, la escasez del producto puede tener consecuencias a nivel global. La más inmediata, la subida de los precios. Así lo ha publicado El Economista.

Como han manifestado a Europa Press los profesionales del sector oleícola español, el precio del aceite de oliva puede llegar a duplicarse y alcanzar los 3,50 euros por kilos en origen. El incremento del precio del kilo también puede trasladarse en la misma proporción al litro de aceite que se vende en superficies comerciales.

De acuerdo a cifras recientes del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, los precios aumentaron en torno a un 10% en el último trimestre del 2012, mientras que el consumo de aceite de oliva de las familias españolas cayó un 14 %.

Además de la subida de los precios, se teme que la escasez de aceite pueda dar lugar a fraudes al consumidor, como la venta de aceites bajo la categoría de virgen extra cuando no lo son. Una práctica por la que ya se han producido condenas en años anteriores.

Ante la situación actual del mercado, desde el Consejo Regulador de la DOP Aceite de La Rioja, se apuesta porque los organismos oficiales ejerzan un mayor control en los lineales de los supermecados para evitar posibles fraudes. Además, se aboga por seguir concienciando a la población de la importancia de consumir aceite de oliva virgen extra de calidad frente a aceites de otras categorías con el fin de educar en buenas prácticas alimenticias y evitar la caída del consumo.